Skip to content
6 junio, 2012 / impulsopyme

Lectura recomendada: Uno contra muchos… la identidad cultural

Cuando las personas hablan de si mismas lo hacen en singular o plural. Depende del grado del individualismo de la sociedad a la que pertenecen. Conocer éste aspecto es importante para establecer una buena comunicación.

Si tú eres un Europeo, entonces tu probablemente piensas que eres un individualista. Continua leyendo y encontrarás que resulta menos real de lo que crees. Algunas otras esferas de influencia en tu vida puede estar haciéndote más colectivista. EL hecho, es que nuestra identidad cultural esta intrincadamente diseñada.

CAPAS DE CULTURA

Casi todos pertenecemos a más de un grupo diferente de personas al mismo tiempo, así es que nuestra cultura es una serie de capas.

La cultura nacional depende del país donde vives, pero es afectado por tu grupo étnico o cultura religiosa. Católicos que viven en un país, probablemente tengan diferentes valores, de aquellos que tienen los musulmanes, judíos o indues que viven en el mismo país, incluso si no son particularmente religiosos.

Nuestro género suma una capa más a nuestra cultura, así como nuestra generación: los nietos usualmente tienen diferentes perspectivas, de aquellas de sus abuelos. La clase social tiene también una fuerte influencia, ya que afecta la educación y las oportunidades profesionales. Así, al obtener un empleo, ciertamente estarás influenciado por la atmosfera corporativa – comparemos el ambiente laboral de un banco, contra el de una revista de ropa para adolescentes. Los departamentos dentro de una empresa también difieren: los diseñadores creativos, cuyo trabajo es soñar e imaginar nuevos productos, usualmente no comparten la misma visión con los ingenieros que de hecho tienen que hacer que los productos funcionen.

Tienes que verte a ti mismo como si estuvieras hecho de múltiples capas, como una cebolla, con tu personalidad individual al centro.

INDIVIDUALISMO Y COLECTIVISMO

Sin embargo, el individualismo es más importante para unas culturas que para otras. Los cuatro países considerados más Individualistas son angloparlantes: EEUU, Australia, Reino Unido y Canadá. En estas sociedades, desde el momento que los niños aprenden a hablar, son educados a referirse a ellos mismos como “YO”, y conforme van creciendo, son alentados a decir lo que piensan. En la escuela son premiados por pensar algo nuevo y diferente, y los maestros se sienten usualmente contentos al ser retados por los alumnos. Aquí, el propósito de la educación es – desarrollar tus procesos mentales –, es decir, aprender a aprender.

Esta disposición de retar a los miembros de un grupo, continúa hasta ya avanzada edad. Así es que si tú has sido promovido a un puesto gerencial en alguno de estos países, debes estar preparado para escuchar a tus subordinados decir lo que piensan. Ellos también esperarán que tú consideres sus necesidades y preferencias individuales.

La libertad de expresión y de prensa son altamente valorados. Speaker’s Corner (rincón del orador) en el parque Hyde, en Londres, es una demostración de las creencias que tienen los Ingleses en su absoluto derecho a decir lo que deseen en público.

En estas sociedades, se espera que todos sean, en mayor o menor medida responsables por ellos mismos y su familia inmediata. La gente se siente personalmente responsable por sus éxitos y fracasos: ¡A mi manera! De acuerdo al “sueño Americano”, cualquiera puede escapar de la pobreza, o al menos obtener un estándar de vida superior al de sus padres.

LEALTAD DE GRUPO

En una sociedad colectivista, esta actitud sería considerada fría y poco solidaria. En países como China, Indonesia y Guatemala, la gente forma grupos altamente cohesionados y esperan ser protegidos por el grupo, a cambio de una lealtad absoluta. En el trabajo los empleados esperan que las empresas velen por sus intereses y los de su familia, quizás proveyéndoles de casa habitación. Un administrador no delegará las decisiones, pero adoptará un rol de guía-paternal, y dará ayuda y comprensión a cualquier empleado que se desempeñe pobremente en sus labores.

En estos países, a los niños se les enseña a referirse a ellos mismos como “nosotros” y así continúan hasta la adultez. En exámenes de ingles internacionales, al ser cuestionados sobre las características de un buen maestro, los estudiantes Chinos invariablemente responden: “Nosotros en China pensamos que la educación es muy importante”.

Los estudiantes de países colectivistas rara vez cuestionan a los maestros. Para ellos, el propósito de la educación es ayudar a los estudiantes a memorizar un conjunto de creencias que su sociedad considera como ciertas, y las desviaciones a las mismas, no son generalmente bien aceptadas.

En las culturas colectivistas, la confrontación debe ser evitada a toda costa. En China por ejemplo, estar en desacuerdo con alguien en público, está fuera de toda cuestión, especialmente si esta persona es tu jefe. Cualquier diferencia de opinión debe ser apropiadamente “ventilada” en un ambiente más privado, evitando así avergonzar a la persona.

Recuerda: si necesitas negociar con alguien de una cultura colectivista, decir “no” puede destruir la harmonía del grupo y terminar en una situación embarazosa. Evita la palabra “no”, y utiliza una oración negativa, tal como: “eso no puede ser posible en este momento, pero lo estaremos revisando a la brevedad y le informaremos en nuestra próxima reunión”.

Si tu vas a casarte con alguien de una cultura colectivista, debes esperar mucha ayuda por parte de la familia de tu pareja. Ellos querrán compartir todo lo que tienen contigo, al grado que resultará embarazoso. Si tú eres de una cultura individualista, es probable que encuentres esto un poco embarazoso. Y no esperes tampoco mucha privacidad. En sociedades colectivistas, el concepto no existe, así es que todos tus problemas, grandes o pequeños, serán sujetos de chismes y habladurías entre tías y tíos políticos.

¿Tu de que lado estas?

Por: Rachel Roberts
Revista: Speakup
Diciembre 2011
Traducido por: Roberto León Feeney

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: